Cartas portuguesas. Sor Mariana Alcoforado

12,00

«Me resisto a todas las evidencias que deberían convencerme de que ya no me amas, y me siento más dispuesta a entregarme ciegamente a mi pasión que a los motivos que me das para quejarme de tu desconsi­deración. ¡Cuántas inquietudes me habrías ahorrado si, los primeros días que te vi, tu manera de proceder hubiese sido tan desatenta como me ha parecido la de después! Pero ¿quién no se habría dejado enga­ñar, como yo, por tantos desvelos, y a quién no le habrían parecido sinceros? ¡Qué difícil es desconfiar, por mucho tiempo, de la buena fe de aquellos a quienes amamos! Bien veo ahora que cualquier ex­cusa te basta pero, incluso sin que te molestes en dármela, el amor que siento por ti te es tan fiel que permite que te considere culpable únicamente, para que yo misma tenga el grato placer de justificarte».

Valoraciones (0)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Cartas portuguesas. Sor Mariana Alcoforado”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *